¿Qué es el software libre? se preguntaran. Sabemos que al principio puede ser un término difícil para aquellos que no estén familiarizados con temas de programación pero, en realidad, resulta ser algo mucho más sencillo de lo que parece.

Bien, para empezar hay que aclarar que entre la década de los 60’s y 70’s el software se consideraba un producto  que venía añadido a las computadoras. De hecho, los programadores, desarrolladores, universitarios y empresarios, creaban y compartían software sin ningún tipo de limitación. Pero, a finales de la década de los 70’s, las compañías creadoras de hardware empezaron a imponer restricciones a los usuarios mediante el uso de acuerdos de licencia. ¿Qué quiere decir esto? Bueno, estos nuevos sistemas operativos se volvieron privativos  y por ello, para hacer uso de estos, los usuarios debían aceptar las condiciones restrictivas que impedían realizar cualquier tipo de cambio a dicho software. Entonces, los errores que fuesen encontrados por los usuarios sólo debían ser notificados a la compañía autora para que ésta los solucionara, prohibiendo cualquier tipo de mejora que algún usuario pudiera hacer.

Esta crisis llevó a Richard M. Stallman, estudiante en ese entonces de Física de la Universidad de Harvard y hacker del Laboratorio de Inteligencia Artificial del MIT a renunciar a su trabajo por culpa de una impresora que recaía en error (Aquí te dejamos la historia: “Todo por una impresora”), 

 y unos años más tarde, el mismo Stallman anunció el Proyecto GNU para crear un sistema operativo completamente libre, y luego creó la Fundación para el Software Libre proponiendo un camino alterno al uso de software no libre o privativo además de definir de manera el término:

Con software libre nos referimos a la libertad de los usuarios para ejecutar, copiar, distribuir, estudiar, modificar y mejorar el software.

 

 

De esta forma los usuarios de un programa tienen cuatro libertades esenciales:

Libertad 0: la libertad para ejecutar el programa sea cual sea nuestro propósito. 

Libertad 1: la libertad para estudiar el funcionamiento del programa y adaptarlo a tus necesidades*

Libertad 2: la libertad para redistribuir copias y ayudar así a tu vecino.

Libertad 3: la libertad para mejorar el programa y luego publicarlo para el bien de toda la comunidad*

*La accesibilidad al código fuente es una condición necesaria para estas libertades.

En últimas, el “Software libre es cualquier programa cuyos usuarios gocen de estas libertades. De modo que debería ser libre de redistribuir copias con o sin modificaciones, de forma gratuita o cobrando por su distribución, a cualquiera y en cualquier lugar.”

Si quieres aclarar un poco más este concepto, te aconsejamos ver esta conferencia de Richard Stallman, iniciador del software libre, del año pasado en Ginebra: